Cómo afecta el movimiento de la Luna las semillas y el agua de nuestros océanos.

publicación 18.2 - 2018-04-30

(actualizado: 2018-04-30)

english ||| français ||| italiano

=======================================================

Para facilitar la lectura, aconsejo ajustar la columna del texto a la línea siguiente.

=======================================================

Introducción.


Aumentar la producción de cultivos al tratar las semillas como estructuras disipativas.

(en>) En primer lugar, este sitio trata sobre un procedimiento de dominio público, con el fin de mejorar significativamente la capacidad germinativa de las semillas y aumentar la producción de cultivos.
(it>) En primer lugar, este sitio presenta un procedimiento de dominio público, destinado a mejorar significativamente la capacidad de germinación de semillas y, por lo tanto, a aumentar la producción agrícola.

Eso es al tratar las semillas como estructuras disipativas, y al ajustar los tiempos de siembra a los de su ciclo acumulativo-disipativo.

El procedimiento puede ser validado, gracias a un experimento fácil y económico. El procedimiento es particularmente productivo en el sector forestal y en la agricultura en invernaderos. También la agricultura de campo abierto puede beneficiarse.

Un ciclo inducido por el movimiento.

Las semillas son inducidas a la fase acumulativa del ciclo cuando su movimiento angular, con respecto a otra materia, está aumentando, siempre que, al mismo tiempo, el calor sea importado por ellos.

Las semillas son inducidas a la fase disipativa cuando su movimiento angular, con respecto a otra materia, está disminuyendo, a condición de que, al mismo tiempo, el calor sea disipado por ellas.

El movimiento angular de las semillas puede ser con respecto a la materia circundante (experimento A), o si las semillas están en reposo con respecto a la Tierra, como la mayoría de las veces, eso es con respecto a la Luna (experimentos C y E).

Antes de introducir los tiempos del ciclo acumulativo-disipativo, consideremos la teoría.

=======================================================

Teoria.

Einstein dijo que la segunda ley de la termodinámica debía considerarse eterna.

(¿) En cambio, Erwin Schrœdinger, en 1943, dijo que se desconocía algo fundamental y que se encontraría una solución diferente en el futuro.

(en>) Dijo que, sobre la base de una contradicción evidente, entre esa ley y el renacimiento y la evolución de la vida, con una complejidad creciente, aquí en la Tierra. O Clausius tenía razón, o Darwin. No ambos.
(it>) Esto fue dicho sobre la base de una contradicción obvia, entre esa ley, y el avivamiento aquí en la Tierra de la vida, en continua evolución y complejidad creciente. O Clausius tenía razón, o Darwin. No ambos.

La pregunta.

En una de las posibles maneras de plantear el asunto, puedo decir que la entropía indica el grado de probabilidad de la condición de un sistema, en su tendencia natural a pasar del orden al desorden, de la utilidad a la inutilidad, al peor y al final . Esta tendencia se contrarresta mediante procesos.

En general, cada proceso, en contra tendensia, implica el consumo de energía. Bajo la suposición de que nada se crea, ni se destruye, se deduce que en cada proceso, el stock de energías en el universo tiende a disminuir, hasta su nivelación a cero, una condición llamada "muerte de calor", cuando no serán posibles más procesos para disminuir la entropía.

Esto suena lógico, pero la contradicción mencionada anteriormente permanece. Ninguna explicacion ad hoc puede servir. Esto puede significar que no se considera un hecho importante, la pieza faltante buscada por Schrœdinger.

La solución.

Hoy, son las semillas que nos lo muestran. Ellos, como estructuras disipativas, pueden aumentar su viabilidad y disminuir su entropía, sin implicar el consumo de energía, ni la entropía aumentar en otros sistemas, por lo que eluden la segunda ley de la termodinámica.

Lo hacen gracias a los procesos acumulativos y disipativos, donde aprovechan una fuerza que no se tiene en cuenta en la termodinámica clásica y que se explota para integrar procesos, de lo contrario unidireccionales.

Uso de calor, sin consumirlo.

Durante los procesos acumulativos y disipativos, destinados a aumentar la viabilidad, las semillas utilizan también una energía, en forma de calor, pero sin consumirla. La energía que importan durante la fase acumulativa, la disipan durante la fase disipativa. Sirve solo con el propósito de crear primero una condición de desorden, como un detonador listo para desencadenar una especie de autoorganización, hacia un estado de orden, durante la fase de disipación.

En movimiento con respecto a otra materia.

La fuerza que induce los procesos acumulativos y disipativos, en las semillas, se crea por su movimiento relativo, con respecto a otra materia, como se puede ver, llevando a cabo los experimentos previamente mencionados.

La fuerza debida al movimiento, con respecto a otra materia, opera en moléculas a valores críticos de velocidad angular y, por lo tanto, durante episodios cortos de interacción. La intensidad de su campo disminuye con la distancia elevada al cubo.

De hecho, en el planeta Tierra, gracias al ciclo acumulativo-disipativo, las semillas, cuando están estacionarias con respecto a la materia circundante, logran aumentar su viabilidad y disminuir la entropía, utilizando como motor una fuerza creada sin gasto de energía, cuando su movimiento relativo es con respecto a la Luna.

Durante los episodios de interacción del ciclo, cuanto mayor sea el intercambio de calor en los dos sentidos, acumulativo y disipativo, más mejorarán las semillas y disminuirán su entropía.

Aplicada al agua.

Cuando esta fuerza debida al movimiento, con respecto a la Luna, se aplica al agua, se puede ver que, durante los episodios de interacción, mucho mejor que en las semillas, entre otras cosas, gracias a su alto coeficiente de conducción de calor.

El segundo campo.

Todo esto implicaría que, en la dualidad con la gravedad, también existe el segundo campo, el de la fuerza debida al movimiento, con respecto a otra materia, con diferente fórmula y función. Ambas fuerzas son consecuencias de la disposición de la materia en el espacio-tiempo, y no implican el consumo de energía.

La introducción de la fuerza debida al movimiento, creada en antítesis de la primera ley de la termodinámica, resolvería la contradicción, al menos en los casos de las semillas y del agua líquida, entre la segunda ley de la termodinámica y la existencia y evolución de la vida en nuestro planeta.

Las leyes de la termodinámica deberían ser examinadas de nuevo, debido a la contribución dada a los procesos, por gravedad y por la fuerza debida al movimiento, con respecto a otra materia.

=======================================================

Pasado y futuro.

El ciclo de siembra acumulativo-disipativo se puede calcular para cualquier período del pasado, y para cualquier período del futuro también.

como velocidad angular de la fase lunar

acumulativo b-c; d-a / disipativo a-b; c-d.

calendario 2020-2023

En lugar de proceder al azar, este calendario permite elegir el período más apropiado para la siembra, de acuerdo con el ciclo acumulativo-disipativo y, en consecuencia, para aumentar la producción de cultivos.

Ciclo de rendimiento de 18.6 años.

Debido a la diferente duración promedio de los episodios de interacción, este ciclo varía su eficiencia, durante un largo ciclo de 18.6 años, con efectos variables sobre las cantidades de procesos disipativos acumulativos que pueden llevarse a cabo, sobre la producción global de alimentos básicos, en los niveles de existencias y en los precios de mercado, ceteris paribus.

Este largo ciclo es corroborado por un análisis de las crisis alimentarias y las hambrunas que han ocurrido, en el pasado, a lo largo de los siglos. En particular, en el transcurso de los años marcados por baja temperatura, y por lo tanto debido a procesos acumulativos inadecuados. Por supuesto, teniendo en cuenta la contribución de otras causas, como las naturales, las guerras, la distribución ineficiente de los ingresos, las exportaciones de las regiones afectadas por la escasez de alimentos y otras políticas insanas.

Este ciclo largo también permite la segunda aplicación, que consiste en estimar con bastante anticipación la probable tendencia general de la futura producción agrícola mundial.

Entre otras cosas, esto podría ayudar a reducir la incertidumbre en los mercados, tal vez inhibir la especulación bruta, favoreciendo así pequeñas variaciones en los precios y una mejor gestión de los recursos.

Explicado de más maneras.

Los resultados de esta investigación se explicarán de más de una manera: cómo los resultados hasta ahora se pueden presentar a diferentes públicos (en resumen) y cómo se desarrolló esta investigación (itinerarios).

procedimiento

=======================================================

Por el momento, en español, solo se publica esta página introductoria y el procedimiento de domino público con finalidad de aumentar la capacidad de germinación de las semillas antes de la siembra.

========================================================

www.tournesol.net ||| © copyright notice